Oportunidad de mercado para el Barça: Di María quiere jugar de azulgrana

El Barça sigue moviéndose en el mercado y aunque el gran objetivo es el de lograr incorporar a Robert Lewandowski, no cierra la puerta a otras operaciones. Y se ha abierto la de Ángel di María, cuyo contrato con el PSG ha finalizado y que ve con buenos ojos volver a la Liga española, donde ya jugó en el Real Madrid.
Es el entorno de Di María el que se ha puesto en contacto con el FC Barcelona, según informó el diario Mundo Deportivo. El Paris Saint-Germain decidió no renovar el contrato del extremo argentino dentro del proceso de reestructuración que quiere llevar a cabo el equipo francés, y Di María es libre ahora para decidir por qué club quiere fichar. Sería, por lo tanto, una operación más que interesante para la entidad azulgrana, dadas las dificultades económicas que atraviesa el club.
El Fideo, de momento, espera acontecimientos. Sabe que el Barça está pendiente de la respuesta de Ousmane Dembélé a su oferta de renovación y que en el club catalán también tienen en mente la situación de Raphinha, jugador del Leeds. Sin embargo, ambos acuerdos parecen lejanos –las ofertas blaugranas no son suficientes–, lo que podría abrir al puerta de Di María, un jugador que a sus 34 años todavía tiene cosas que decir.
El jugador argentino tiene una oferta de la Juventus, pero prefiere esperar a ver qué pasa con el Barcelona antes de firmar con el equipo italiano.

Oportunidad de mercado para el Barça: Di María quiere jugar de azulgrana

El Barça sigue moviéndose en el mercado y aunque el gran objetivo es el de lograr incorporar a Robert Lewandowski, no cierra la puerta a otras operaciones. Y se ha abierto la de Ángel di María, cuyo contrato con el PSG ha finalizado y que ve con buenos ojos volver a la Liga española, donde ya jugó en el Real Madrid. Es el entorno de Di María el que se ha puesto en contacto con el FC Barcelona, según informó el diario Mundo Deportivo. El Paris Saint-Germain decidió no renovar el contrato del extremo argentino dentro del proceso de reestructuración que quiere llevar a cabo el equipo francés, y Di María es libre ahora para decidir por qué club quiere fichar. Sería, por lo tanto, una operación más que interesante para la entidad azulgrana, dadas las dificultades económicas que atraviesa el club. El Fideo, de momento, espera acontecimientos. Sabe que el Barça está pendiente de la respuesta de Ousmane Dembélé a su oferta de renovación y que en el club catalán también tienen en mente la situación de Raphinha, jugador del Leeds. Sin embargo, ambos acuerdos parecen lejanos –las ofertas blaugranas no son suficientes–, lo que podría abrir al puerta de Di María, un jugador que a sus 34 años todavía tiene cosas que decir. El jugador argentino tiene una oferta de la Juventus, pero prefiere esperar a ver qué pasa con el Barcelona antes de firmar con el equipo italiano.

El Barça sigue moviéndose en el mercado y aunque el gran objetivo es el de lograr incorporar a Robert Lewandowski, no cierra la puerta a otras operaciones. Y se ha abierto la de Ángel di María, cuyo contrato con el PSG ha finalizado y que ve con buenos ojos volver a la Liga española, donde ya jugó en el Real Madrid.

Es el entorno de Di María el que se ha puesto en contacto con el FC Barcelona, según informó el diario Mundo Deportivo. El Paris Saint-Germain decidió no renovar el contrato del extremo argentino dentro del proceso de reestructuración que quiere llevar a cabo el equipo francés, y Di María es libre ahora para decidir por qué club quiere fichar. Sería, por lo tanto, una operación más que interesante para la entidad azulgrana, dadas las dificultades económicas que atraviesa el club.

El Fideo, de momento, espera acontecimientos. Sabe que el Barça está pendiente de la respuesta de Ousmane Dembélé a su oferta de renovación y que en el club catalán también tienen en mente la situación de Raphinha, jugador del Leeds. Sin embargo, ambos acuerdos parecen lejanos –las ofertas blaugranas no son suficientes–, lo que podría abrir al puerta de Di María, un jugador que a sus 34 años todavía tiene cosas que decir.

El jugador argentino tiene una oferta de la Juventus, pero prefiere esperar a ver qué pasa con el Barcelona antes de firmar con el equipo italiano.