Otro lío en el fútbol turco: la Supercopa es aplazada por un problema con Arabia Saudí

La supercopa turca, que se iba a jugar este viernes en Riad, se ha cancelado al prohibir las autoridades saudíes a los jugadores usar camisetas con la imagen…

Otro lío en el fútbol turco: la Supercopa es aplazada por un problema con Arabia Saudí

La supercopa turca, que se iba a jugar este viernes en Riad, se ha cancelado al prohibir las autoridades saudíes a los jugadores usar camisetas con la imagen...

Se le acumulan los líos al fútbol turco. Superado el trance por la agresión de un presidente a un árbitro al término de un encuentro liguero, la Federación otomana se ha encontrado ahora con la cancelación de su Supercopa, que estaba previsto que se disputase este viernes en Riad.

La competición iba a enfrentar al Galatasaray, campeón de la Liga, y el Fenerbahçe, campeón de la Copa turca, pero nadie saltó al terreno de juego después de que las autoridades saudíes prohibiesen a los jugadores usar camisetas con la imagen del fundador de la República turca durante el calentamiento.

Los futbolistas de ambos equipos habían exigido vestir camisetas con la imagen de Mustafa Kemal Atatürk y querían desplegar una pancarta que celebrara los 100 años de la república turca con el lema acuñado por Atatürk: «Paz en casa, paz en el mundo». Ante la negativa saudí, los jugadores se negaron a jugar, informa la cadena pública turca TRT.

Poco después, la FFT ha anunciado oficialmente que el partido queda «aplazado a una fecha futura», sin concretar dónde ni cuándo se celebrará, y sin explicar el motivo del «aplazamiento», del que solo señala que «la decisión fue tomada junto a los clubes por varios fallos en la organización».

El comunicado de la TFF y los clubes recuerda que jugar la Supercopa en Riad «tenía el objetivo de celebrar también en el extranjero el centenario de la fundación de la República y de la Federación, y contribuir al valor de la marca del fútbol turco».

La imagen de Mustafa Kemal Atatürk es parte integral de la conciencia nacional para muchos turcos y su figura sigue siendo intocable en Turquía incluso por ley. El comunicado concluye dando las «gracias a la Federación de fútbol del país anfitrión y las instituciones involucradas, por los esfuerzos realizados hasta ahora».