¿Por qué la FIA le devolvió el podio Alonso? Las seis fases de una noche de tensión en los despachos del GP de Arabia Saudí

Fernando Alonso pudo finalmente celebrar su podio en el GP de Arabia Saudí, un tercer puesto ganado en la pista, pero que estuvo a punto de perder en los despachos. El piloto asturiano finalizó tercero en el circuito de Yeda y, aunque subió al podio y descorchó el sucedáneo de champán servido en Arabia, vio cómo poco después la FIA le quitaba ese podio y le relegaba a la cuarta posición.
Sin embargo, la rápida protesta de Aston Martin surtió efecto y la FIA terminó rectificando para devolverle el podio a Fernando Alonso. Esta fue la secuencia de una sanción fantasma al piloto asturiano:

Los comisarios del GP de Arabia Saudí sancionan a Fernando Alonso por estar mal colocado en la parrilla de salida. Le imponen una penalización de 5 segundos.
Alonso cumple esa penalización en su primera y única parada en boxes. Al detenerse en el box de Aston Martin, los mecánicos del equipo esperan 5 segundos antes de empezar a cambiar los neumáticos del asturiano.
En la última vuelta del Gran Premio, el Centro de Operaciones Remotas (ROC) de la FIA, en Ginebra, comunica a dirección de carrera que Alonso no ha cumplido correctamente la sanción. Muestra unas imágenes de la parada en boxes del asturiano en las que se ve cómo un mecánico de Aston Martin toca el coche de Alonso con un gato antes de que se hayan cumplido los 5 segundos de penalización. Presumiblemente, Mercedes fue quien alertó al ROC de esa supuesta infracción.
La FIA acepta esa reclamación y le impone una penalización extra de 10 segundos a Alonso, que le hacen perder la tercera posición en favor del piloto de Mercedes George Russell, que había sido cuarto.
Aston Martin apela ante la FIA e incluye en su apelación un recopilatorio de siete imágenes en las que se ve cómo mecánicos de otros equipos tocan el coche de un piloto que está cumpliendo una penalización sin que eso suponga incumplir el reglamento. Subraya que en esos casos, igual que en el caso de Fernando, tocar el coche no significó que se estuviera trabajando en el coche. Y es que el reglamento es claro y prohíbe que se empiece a trabajar en el coche cuando se está cumpliendo una penalización, pero, evidentemente, tocar un coche no supone estar trabajando en el monoplaza.
La FIA acepta el recurso de Aston Martin y certifica que la evidencia de que el mecánico que tocó con el gato el coche de Alonso no efectuó ningún tipo de trabajo en el monoplaza. Anula la penalización de 10 segundos y mantiene el tercer puesto de Alonso.

Este es el documento oficial de la FIA en el que el organismo internacional acepta la apelación de Aston Martin y mantiene el tercer puesto de Fernando Alonso en el GP de Arabia.

¿Por qué la FIA le devolvió el podio Alonso? Las seis fases de una noche de tensión en los despachos del GP de Arabia Saudí

Fernando Alonso pudo finalmente celebrar su podio en el GP de Arabia Saudí, un tercer puesto ganado en la pista, pero que estuvo a punto de perder en los despachos. El piloto asturiano finalizó tercero en el circuito de Yeda y, aunque subió al podio y descorchó el sucedáneo de champán servido en Arabia, vio cómo poco después la FIA le quitaba ese podio y le relegaba a la cuarta posición. Sin embargo, la rápida protesta de Aston Martin surtió efecto y la FIA terminó rectificando para devolverle el podio a Fernando Alonso. Esta fue la secuencia de una sanción fantasma al piloto asturiano: Los comisarios del GP de Arabia Saudí sancionan a Fernando Alonso por estar mal colocado en la parrilla de salida. Le imponen una penalización de 5 segundos. Alonso cumple esa penalización en su primera y única parada en boxes. Al detenerse en el box de Aston Martin, los mecánicos del equipo esperan 5 segundos antes de empezar a cambiar los neumáticos del asturiano. En la última vuelta del Gran Premio, el Centro de Operaciones Remotas (ROC) de la FIA, en Ginebra, comunica a dirección de carrera que Alonso no ha cumplido correctamente la sanción. Muestra unas imágenes de la parada en boxes del asturiano en las que se ve cómo un mecánico de Aston Martin toca el coche de Alonso con un gato antes de que se hayan cumplido los 5 segundos de penalización. Presumiblemente, Mercedes fue quien alertó al ROC de esa supuesta infracción. La FIA acepta esa reclamación y le impone una penalización extra de 10 segundos a Alonso, que le hacen perder la tercera posición en favor del piloto de Mercedes George Russell, que había sido cuarto. Aston Martin apela ante la FIA e incluye en su apelación un recopilatorio de siete imágenes en las que se ve cómo mecánicos de otros equipos tocan el coche de un piloto que está cumpliendo una penalización sin que eso suponga incumplir el reglamento. Subraya que en esos casos, igual que en el caso de Fernando, tocar el coche no significó que se estuviera trabajando en el coche. Y es que el reglamento es claro y prohíbe que se empiece a trabajar en el coche cuando se está cumpliendo una penalización, pero, evidentemente, tocar un coche no supone estar trabajando en el monoplaza. La FIA acepta el recurso de Aston Martin y certifica que la evidencia de que el mecánico que tocó con el gato el coche de Alonso no efectuó ningún tipo de trabajo en el monoplaza. Anula la penalización de 10 segundos y mantiene el tercer puesto de Alonso. Este es el documento oficial de la FIA en el que el organismo internacional acepta la apelación de Aston Martin y mantiene el tercer puesto de Fernando Alonso en el GP de Arabia.

Fernando Alonso pudo finalmente celebrar su podio en el GP de Arabia Saudí, un tercer puesto ganado en la pista, pero que estuvo a punto de perder en los despachos. El piloto asturiano finalizó tercero en el circuito de Yeda y, aunque subió al podio y descorchó el sucedáneo de champán servido en Arabia, vio cómo poco después la FIA le quitaba ese podio y le relegaba a la cuarta posición.

Sin embargo, la rápida protesta de Aston Martin surtió efecto y la FIA terminó rectificando para devolverle el podio a Fernando Alonso. Esta fue la secuencia de una sanción fantasma al piloto asturiano:

Los comisarios del GP de Arabia Saudí sancionan a Fernando Alonso por estar mal colocado en la parrilla de salida. Le imponen una penalización de 5 segundos.
Alonso cumple esa penalización en su primera y única parada en boxes. Al detenerse en el box de Aston Martin, los mecánicos del equipo esperan 5 segundos antes de empezar a cambiar los neumáticos del asturiano.
En la última vuelta del Gran Premio, el Centro de Operaciones Remotas (ROC) de la FIA, en Ginebra, comunica a dirección de carrera que Alonso no ha cumplido correctamente la sanción. Muestra unas imágenes de la parada en boxes del asturiano en las que se ve cómo un mecánico de Aston Martin toca el coche de Alonso con un gato antes de que se hayan cumplido los 5 segundos de penalización. Presumiblemente, Mercedes fue quien alertó al ROC de esa supuesta infracción.
La FIA acepta esa reclamación y le impone una penalización extra de 10 segundos a Alonso, que le hacen perder la tercera posición en favor del piloto de Mercedes George Russell, que había sido cuarto.
Aston Martin apela ante la FIA e incluye en su apelación un recopilatorio de siete imágenes en las que se ve cómo mecánicos de otros equipos tocan el coche de un piloto que está cumpliendo una penalización sin que eso suponga incumplir el reglamento. Subraya que en esos casos, igual que en el caso de Fernando, tocar el coche no significó que se estuviera trabajando en el coche. Y es que el reglamento es claro y prohíbe que se empiece a trabajar en el coche cuando se está cumpliendo una penalización, pero, evidentemente, tocar un coche no supone estar trabajando en el monoplaza.
La FIA acepta el recurso de Aston Martin y certifica que la evidencia de que el mecánico que tocó con el gato el coche de Alonso no efectuó ningún tipo de trabajo en el monoplaza. Anula la penalización de 10 segundos y mantiene el tercer puesto de Alonso.

Este es el documento oficial de la FIA en el que el organismo internacional acepta la apelación de Aston Martin y mantiene el tercer puesto de Fernando Alonso en el GP de Arabia.