¿Por qué Maradona no jugó el Mundial del 78? El primer palo del astro con la selección argentina

¿Por qué Maradona no jugó el Mundial del 78? El primer palo del astro con la selección argentina

La ausencia de Diego Armando Maradona en el Mundial de 1978, que para colmo se celebró en Argentina, fue uno de los momentos más amargos de la carrera del ‘10’. Por aquella fecha, tenía sólo 17 años y César Luis Menotti, seleccionador del momento, le dejó fuera de la lista definitiva para la cita mundialista.

“Este momento era inevitable. Los plazos se acortan y yo tengo que dar la lista de 22. Los que salen son Bravo, Maradona y Bottaniz”. Así lo anunció de forma oficial Menotti. Maradona se quedaba sin mundial, aunque él ya se lo veía venir, tal y como cuenta su descubridor Francis Cornejo en su libro Yo soy el Diego

Me duele mucho tomar esta decisión y no quiero entrar en detalles. Espero que sepan comprender, pero también acepto que digan lo que quieran, que Menotti los usó o que no les dio oportunidades. Pero eso no va a cambiar el concepto que tengo de ustedes como hombres y como profesionales”, concluyó el seleccionador en la charla con los jugadores.

Aquel Diego de 17 años se fue llorando de la reunión de Menotti con los jugadores. No había forma de consolarlo. Era un palo en lo personal y en lo familiar, pues Maradona no sabía cómo le diría a su padre que le habían dejado fuera. Fue entonces cuando encontró el apoyo de otro de los ‘cortados’. “Tengo 27 años y no creo que vuelva a tener chances de un Mundial. No llores, quédate tranquilo, vos vas a estar en muchos”, le calmó Humberto Bravo.

La competencia en la posición de Maradona era brutal y hacerse un hueco en la selección argentina se antojaba especialmente complicado para aquel chaval de 17 años de Argentinos Juniors. 

Ricardo Villa (Racing), José Daniel Valencia (Talleres) y Beto Alonso (River) estaban por encima de Diego en aquel momento, pero quizás lo que más dolió entonces fue que varias plumas argentinas apuntaban a que Menotti ya se había comprometido con cuatro jugadores y eso le obligó a dejar fuera a Maradona, que para colmo era el más joven de todos y tendría más oportunidades de disputar un Mundial.

A esta teoría se sumarían posteriormente varias historias de conspiraciones e intereses políticos y militares en los que aparecían los nombres de altos cargos relacionados con familiares de algunos futbolistas que finalmente vistieron la albiceleste y terminaron levantando la Copa del Mundo de 1978. Menotti y miembros de la directiva de la Federación Argentina recibieron presiones desde varios frentes y muchas llamadas y conversaciones con mensajes claros de “a éste lo tienes que llevar sí o sí”. Algunas de aquellas charlas, especialmente las que incluían a militares, podrían incluso estar bien aderezadas armas de fuego. Amenazas, hablando alto y claro, que podían ser relativamente comunes en el fútbol de clubes y que se extendían a la selección.

A la hora de elucubrar el puesto de quién podría haber ocupado Maradona, muchos coinciden en que Beto Alonso podría haber sido quien ocupase un lugar que también podría haber sido de Diego. De un modo u otro, el ‘10’ había salvado el pescuezo en el corte previo que Mennoti había hecho unas semanas antes, pasando de contar con 40 jugadores a hacerlo con sólo 25, pero finalmente no entró en la lista de 22.

Hay que entender que en aquel momento Maradona no era, ni mucho menos, indispensable en la selección. Sólo había jugado cuatro partidos con la albiceleste y nada más que había sido titular en uno de ellos. No era una prioridad para Mennoti de cara al Mundial y terminó quedándose fuera, pese a ser una pieza importante en su equipo. Quizás de ahí lo traumático para el jugador, que no pudo representar a su país en casa.

Maradona vio el Mundial desde su casa y algunos partidos en el estadio. Celebró el título de Argentina como todo el mundo, pero con la espina clavada de que no pudo estar en el césped. Diez años más tarde, Diego se coronó en el Mundial de 1986 en México. Sin embargo, en su caso, un clavo no sacó a otro clavo y ‘El Pelusa’ siempre se quedó con la pena de haber sido cortado en su primera oportunidad de asombrar al mundo.

Deja una respuesta