Rafa Nadal no se apunta a Miami y apuesta todo al 'rojo arcilla' de la tierra batida

El tenista manacorí solo jugará el Masters 1.000 de Indian Wells antes de encarar la temporada de tierra.

Rafa Nadal no se apunta a Miami y apuesta todo al 'rojo arcilla' de la tierra batida

El tenista manacorí solo jugará el Masters 1.000 de Indian Wells antes de encarar la temporada de tierra.

Rafa Nadal ya ha hecho su apuesta, todo al rojo, pero no al carmesí de las ruletas de los casinos de Las Vegas —donde disputará muy pronto una exhibición ante Alcaraz— sino al rojo arcilla de su superficie favorita, la tierra batida. Era una decisión que se presuponía en un Rafa necesitado de un calendario ajustado a sus necesidades físicas, pero que ha confirmado este jueves al no aparecer inscrito en la lista previa del Masters 1.000 de Miami.

El tenista balear no figura en la entry-list del segundo Masters 1.000 del año (del 20 al 31 de marzo), la prueba que completa en Sunshine Double tras el Masters 1.000 de Indian Wells (del 6 al 17 de marzo), que sí tiene previsto disputar. Allí llegará, si su preparación sigue el curso positivo que mantiene hasta ahora, tras ponerse a punto con Carlos Alcaraz en un duelo de exhibición programado para el próximo 3 de marzo en Las Vegas, Nevada.

Tras probar sus sensaciones en el ATP Brisbane de enero, primer torneo oficial del curso, Nadal volvió al gimnasio para completar la recuperación de una rotura muscular leve. El balear optó por un tratamiento conservador, tanto, que ni siquiera viajó a Doha para participar en el ATP 250 en el que sí figuraba como inscrito.

Entonces alegó no estar preparado para volver, sobre todo considerando las exigentes condiciones de Indian Wells, en el desierto californiano, donde Nadal cerrará su regreso sobre pista dura antes de llegar con todo a su parte favorita del año.

Así, mientras los grandes cabezas de cartel se encuentren en la disputa del título de Miami, Nadal podrá ganar dos semanas de ventaja en la adaptación a la tierra batida. Será entonces cuando espera que ese ‘plus’, sumado a su virtuosismo sobre el polvo de ladrillo, le pueda servir para dar el zarpazo a un título.

Por delante tendrá Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma… y Roland Garros, el más esperado, certamen donde podría intentar el asalto del título de Grand Slam número 23 y a la vez preparar su participación en los Juegos Olímpicos, en esa misma pista, tras su esperado paso por Wimbledon.

Lo cierto es que este era el plan incial diseñado por Rafa y su equipo, iniciar el año con pies de plomo para llegar en plena forma a la tierra batida. Eso sí, su ilusionante arranque en Australia alimentó en exceso las expectativas de sus seguidores, ensopadas por un gran jarro de agua fría con la confirmación de su baja del Open de Australia.

Nadal no estará en Miami, el rey de la tierra aparca las pistas duras y centra todas sus fuerzas en el elemento que más domina… tiemblan sus rivales.

ATP1000 Miami entry list pic.twitter.com/tYILQqj9N5

— Michal Samulski (@MichalSamulski) February 21, 2024