Sainz asegura haber sufrido "tres pinchazos" en la primera etapa del Dakar… y Al-Attiyah le llama mentiroso: "No es verdad"

«Si hubiera tenido tres pinchazos, seguiría allí parado» explicó el piloto qatarí, vigente campeón del Touareg.

Sainz asegura haber sufrido "tres pinchazos" en la primera etapa del Dakar… y Al-Attiyah le llama mentiroso: "No es verdad"

"Si hubiera tenido tres pinchazos, seguiría allí parado" explicó el piloto qatarí, vigente campeón del Touareg.

El Dakar está que arde, y eso que apenas se ha corrido este sábado la primera etapa oficial tras el prólogo del viernes. Para Carlos Sainz, además, ha comenzado con grandes noticias, tanto por la remontada que protagonizó para superar a más de veinte coches para finalizar segundo como por los más de veinte minutos que pudo meterle a Nasser Al-Attiyah, vigente campeón, que criticó al piloto español al acabar.

El piloto madrileño, además, dejó tras de sí a su compañero en Adui Stephane Peterhansel a media hora de distancia, y a Sébastien Loeb a 21 minutos. Toda una hazaña en circunstancias complicadas, tras sufrir hasta «tres pinchazos», que le ofrece un colchón inicial muy interesante, ya que logró llegar a 1:44 del eventual ganador de etapa, el belga debutante de Toyota Guillaume de Mevius.

Sainz explicó que en el primer tramo, antes de las piedras, tuvo un pinchazo lento y como perdía poco aire, siguió, pero a 15 o 20 kilómetros empezaron las piedras y tuvo otro pinchazo: «Cambié del tirón las dos ruedas para no perder más tiempo después». Ya no le quedaban ruedas y tuvo que seguir progresando en el polvo y entre rocas, donde se encontró con un coche y volvió a tener otro pinchazo.

Sin embargo, el piloto madrileño está hecho de otra pasta, y supo improvisar para completar una remontada épica casi sin ser consciente. Lo que hizo, dada la peliaguda situación, fue llenar de aire la rueda del pinchazo lento para poder terminar. Una solución ingeniosa que, sin embargo, al propio Sainz no le pareció sobre el terreno haberle dado demasiada ventaja.

«Pensé que habría perdido como quince o veinte minutos», afirmó Sainz para concluir su relato de «una etapa buena pero estresante» para él y para su copiloto, Lucas Cruz. Una historia que resume a la perfección las virtudes y la experiencia del tres veces ganador del Dakar, pero que no ha convencido a todo el mundo y ya ha hecho saltar las primeras chispas entre los favoritos al Touareg.

Al-Attiyah, vigente campeón del Dakar 2023 en coches, no acabó nada contento con su propia actuación, pero tan poco se mostró muy crédulo a los problemas que alegó Sainz. Por eso, cuando atendió a la prensa refutó el testimonio del piloto español y puso en duda que hubiese sufrido tres pinchazos: «No es verdad».

«Si hubiera tenido tres pinchazos, seguiría allí parado -en referencia a la etapa-. No es verdad, olvídate de eso. Sabemos quién tiene un pinchazo y quién no», subrayó Al-Attiya, cinco veces campeón del Touareg, muy molesto por su arranque en el Dakar 2024. Independientemente, controló su temperamento para que además añadió que en cualquier caso este sábado «hay otra etapa larga».

Respecto a su etapa -terminó vigésimo segundo a 26 minutos del líder y a algo más de 24 de Sainz- el qatarí explicó que tras los primeros cincuenta kilómetros tuvieron un pinchazo, luego tiraron de nuevo y a los ochenta kilómetros «otra vez otro pinchazo, algo que fue extraño». Esa fue la clave para comprender el cabreo posterior que mostró y que le llevó a dudar de la versión de la etapa de Sainz.

El adversario de Sainz, simplemente, reaccionó de forma visceral por acabar tan atrás sufriendo los mismos problemas que el español: «No teníamos ruedas para el resto de la etapa, que eran 300 km de piedras y decidimos ir ‘muy fácil’ para simplemente acabar. No me importaba más, pero en los últimos 15 kilómetros -con otro trazado más fácil- lo intenté y cogimos un buen tiempo».

«Los mismos errores que el año pasado en la misma zona», insistió. en su frustración Al-Attiyah, comentando también que «muchos corredores tuvieron mala suerte y otros no». Mientras, Sainz acabó muy satisfecho: «Estoy muy contento porque al final ha sido un resultado positivo pero pensé que íbamos a perder mucho tiempo. Esto acaba de empezar».