Si Boca no le hace un homenaje a Diego Maradona en la Bombonera es un PAPELÓN

​Diego Maradona está revolucionando al fútbol argentino. Desde que llegó a Gimnasia de la Plata, se cansó de recibir homenajes en…

​Diego Maradona está revolucionando al fútbol argentino. Desde que llegó a Gimnasia de la Plata, se cansó de recibir homenajes en todos los estadios y es tratado como un verdadero rey. Plaquetas, tronos, banderas, fuegos artificiales y ovaciones de los hinchas.

Para la Argentina, Maradona va mucho más allá de una camiseta y los hinchas estarán agradecidos para siempre por lo que hizo en el campo de juego. El recuerdo del Mundial 1986 será eterno y nadie podrá sacarle todo lo que consiguió.

Por primera vez desde que volvió a ser entrenador, se cuestionó la posibilidad de hacerle un homenaje. Fue Rosario Central, equipo que lo recibirá el fin de semana y que avisó que lo tratarán como a cualquier entrenador. Se puede entender por la simpatía que tiene Maradona con Newell´s y por varias declaraciones que hizo en contra del equipo del Canalla.

[embedded content]

Lo que nadie imaginaba, era que ​Boca decida no homenajearlo. Más allá de la disputa política (el 10 apoyó a Gribaudo en las elecciones y se sabe que no tiene buena relación con Juan Román Riquelme), todos creían que iba a ser recibido como el ídolo que es.

«Vamos a recibir a Maradona como a cualquier otro técnico. Vendrá a ganarle a Boca, no a una fiesta», declaró Jorge Amor Ameal y estalló la polémica.

Maradona no es uno más. Es el mejor representante que tuvo Boca en el mundo en su historia. Es el que llevó los colores por el mundo, el que siempre llevó la bandera con orgullo y el que generó que millones simpaticen por el club.

Es uno de los mejores de la historia y sobre todas las cosas es bostero. Eso no lo van a poder cambiar y no existe diferencia política que evite el clamor popular. Los dirigentes, deben poner a Boca por encima de las diferencias, y hacerle una bienvenida como se merece. Están a tiempo de evitar un papelón, porque se pueden quedar tranquilos que la gente en las tribunas va a hablar.