¡SOS!: la España rural multiplica de norte a sur sus protestas contra el Gobierno

¡SOS!: la España rural multiplica de norte a sur sus protestas contra el Gobierno

El otoño se le está haciendo largo al Gobierno. Y el invierno barrunta aún peor. La España ‘indignada’, pero sobre todo la España que empieza a tener serios problemas económicos ha gritado ‘basta ya’ y se empieza a echar a la calle. De norte a sur, de este a oeste. No hay día sin manifestación en cualquier punto del país. Baste el ejemplo de ayer.

En Santiago de Compostela (La Coruña), ganaderos productores de leche ‘asaltaban’ un supermercado de Carrefour para retirar de los lineales todos los cartones de leche de las marcas de las principales industrias que operan en Galicia en protesta por los bajos precios. A 1.004 kilómetros de allí, en el extremo opuesto, Cádiz vivía otra tensa jornada que comenzó a principios de semana. Cortes de carretera, neumáticos quemados, piquetes informativos, incidentes y trabajadores cada vez más indignados en una huelga del sector del metal que amenaza con perpetuarse en el tiempo porque sindicatos y patronal están lejos de un acuerdo.

No es una cuestión puntual. La semana había comenzado con la quema por parte de los cultivadores de 200 kilos de hoja tabaco en la sede de la empresa pública Cetarsa en Talayuela (Cáceres), epicentro de este cultivo de este sector en España (97%) por los bajos precios que les ofrece para esta campaña. Hay muchos más ejemplos estos últimos días: Zamora, Cantabria, Almería… Encendieron la mecha los transportistas por carretera -con los que el Ministerio se comprometió ayer a presentar la próxima semana un paquete de medidas para evitar la huelga programada para Navidades- pero a partir de ahí ya se ha desbocado todo, incluido los regantes.

Es un sonoro ¡SOS! en toda regla, un movimiento transversal, que une a movimientos de diferentes sectores e ideologías. Por ejemplo, el sector agrario ha sido capaz de unir a las tres organizaciones agrarias más importantes y que representan sensibilidades distintas (ASAJA, UPA y COAG), pero que han convocado movilizaciones conjuntas porque «el campo se muere».

Lo recalcó ayer un nuevo movimiento -que también anunció movilizaciones (ésta el 30 de marzo)- denominado ‘La España VaciLada’, que jugó con el término para expresar «la falta de respeto» hacia el mundo rural. Liderados por los cazadores (que el lunes presentan su amplia batería de agravios), pero con la intención de agrupar a muchos otros colectivos -con el campo venían manteniendo conversaciones hace semanas, pero la subida de insumos precipitó el adelanto de acciones del sector agrario- , este colectivo clama por lo que consideran un ataque directo del Gobierno a «millones de personas, que han sido silenciadas, pisoteadas, acosadas y agredidas» durante esta legislatura por movimientos «como el animalismo o el ecologismo de salón que sí son amparados por las administraciones públicas».

Como ejemplo, citan la Ley de Protección del Lobo, la Ley de Bienestar Animal o hasta las 40 recetas que propone el ministro Alberto Garzón como «ideal» de comida «rápida, barata y saludable», pero que excluye la tradicional carne española de vacuno, porcino, ovino o conejo. Una agresión más, y van…

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta