Sterling intenta recomponerse de cara a UFC 300: "Después de perder el cinturón pasé nueve semanas bebiendo"

El ex campeón intenta recuperarse después de haber entrado en una espiral autodestructiva

Sterling intenta recomponerse de cara a UFC 300: "Después de perder el cinturón pasé nueve semanas bebiendo"

El ex campeón intenta recuperarse después de haber entrado en una espiral autodestructiva

Aljamain Sterling, ha revelado sus problemas para lidiar con la pérdida del cinturón del peso gallo de UFC. Sterling llevaba una racha imparable durante la cual había ganado a Cory Sandhagen, T.J. Dillashaw, Petr Yan y Henry Cejudo, pero Sean O’Malley se interpuso en su camino y le arrebató el cinturón con un nocaut. Esto habría hecho que el ex campeón entrara en una fase un tanto autodestructiva, que ahora intenta corregir de cara a UFC 300.

👀🔊 Así se vio y oyó desde el borde de la jaula el KO 💣💥 de Sean O’Malley a Aljamain Sterling

🎥 @ufc #ESPNKnockOut #UFC292 pic.twitter.com/uki5HxB6e1

— ESPN KnockOut (@ESPNKnockOut) August 20, 2023

Como ha relatado el estadounidense en una entrevista, después de perder el título pasó nueve semanas bebiendo y fumando shisha casi a diario, algo que está condicionando seriamente su estado físico actual. “En este momento simplemente me siento cansado. Con un par de asaltos de striking ya tengo bastante. La verdad es que esas ocho o nueve semanas bebiendo todos los días y fumando shisha sin parar, quedándome despierto hasta bien entrada la madrugada al final me han pasado factura. Todavía siento estoy luchando para recuperarme de todo eso”, ha señalado Sterling.

Problemas con la comida

Por otro lado, el estadounidense también ha confesado que tiene una relación con la comida un tanto compulsiva. “Me encantan los dulces y, aunque no solo como dulces y chocolates, cuando lo hago soy como un pozo sin fondo. Es como si no pudiera evitarlo. Intento parar pero es como si mis piernas me llevaran solas al frigo, por no hablar de la comida a domicilio. Muchas veces pido comida incluso aunque no la quiera. Es como una enfermedad”, ha reconocido el luchador.

En los próximos meses veremos a Sterling subir de categoría al peso pluma (145 libras/61 kilos) para enfrentar a Calvin Kattar en UFC 300, así que el peleador tendrá que recomponerse para recuperar su mejor forma. Kattar es un striker de máximo nivel pero al menos en esta categoría el estadounidense no tendrá que cortar tanto peso. Y es que según ha dicho en la misma entrevista su peso en la vida diaria es de 180 libras (81 kilos). Ahora, por tanto, “solo” tendrá que bajar 20 kilos.