UTMB deja huella en Gales con el Ultra Trail de Snowdonia, bella y dura por igual

El pasado fin de semana, el paisaje de Reino Unido fue el escenario en el que transcurría el Ultra-Trail Snowdonia by UTMB®️, el primer evento de UTMB World Series en el país. La UTS 165 km y sus exigentes 10.200 metros de desnivel que daban el pistoletazo de salida al evento el viernes, unida a una dosis del clima del norte de Gales hacían honor al eslógan de esta prueba «Bello más allá de lo creíble, salvaje más allá de la razón”.
Cuando un aguerrido grupo de 100 corredores se dirigía ya hacia Snowdonia, en la sección inicial de la prueba y dispuestos a completar las 11 subidas del recorrido, el clima empezó a deteriorarse, con fuertes vientos y escasa visibilidad, que hicieron que el comité de la carrera se viera obligado a detener la prueba y poner a todos los corredores a salvo en Llanberis.
Los participantes retomaron la competición al día siguiente y muchos de ellos se inscribieron en las UTS 100 y 50. El británico John Keat optó por la UTS 50 y aseguraba que «el clima era realmente malo, la decisión de posponer la carrera fue la correcta. Mi familia, mis amigos y mi entrenador me dijeron que debía aprovechar al máximo, así que el sábado volví a salir en busca de más Stones. Llevo varios años intentando llegar a Chamonix para la UTMB, y siempre es bueno conseguir unas cuantas Stones más».
El sábado por la mañana, los corredores de la UTS 100 se preparaban para un recorrido de lo más salvaje con crestas y páramos en un paisaje indomable que incluía una subida a Y Lliwedd.
«Super duro y técnico»
Josh Wade, de Gran Bretaña, fue el primero en cruzar la línea de meta logrando un asombroso tiempo de 13:16:23, aunque reconoció que fue un recorrido “súper duro y técnico”. La deportista británica Rebecca Di-Luzio fue la mujer más rápida en alcanzar la meta. La jornada regaló un emotivo momento con la reacción de Sarah Pemberton, de Hong Kong, sorprendida al enterarse de que había sido la tercera mujer en cruzar la línea de meta.
Arvin Panes, filipino residente en Londres, participó para zanjar un asunto pendiente: «El año pasado estuve aquí en la carrera de 100 km como parte del Ultra-Trail Snowdonia, pero lamentablemente no la terminé. Estaba destrozado, así que haberla completado hoy es increíble».
No decepcionó el Ultra Trail de Snowdonia, primera edición de la carrera galesa bajo las siglas UTMB y que se celebró este fin de semana pasado. La UTS 50 fue la prueba más popular, con más de 700 corredores en la línea de salida. El británico Jack Scott, fue el más rápido en cruzar la línea de meta con un tiempo de 05:35:15, en una jornada que formaba parte de su preparación para la carrera de Chamonix en agosto. «Conozco bien estas montañas, pero nunca olvidaré esta carrera, ha sido genial”, comentaba.
Satisfacción colectiva
«Me he puesto al límite para hacer lo que acabo de hacer, y estoy feliz. Es increíble ser el primer ganador de esta nueva prueba. Lo había imaginado durante toda la semana y el esfuerzo ha merecido la pena, estoy muy contento».
Kirsteen Welch, de Gran Bretaña, fue la mujer más rápida en cruzar la línea de meta, con las también británicas Meryl Cooper y Lauren Woodwiss que formaron parte del podio y del Top 20 general.
En la línea de meta, Welch estaba entusiasmada porque la carrera había superado todas las expectativas. «Estoy absolutamente encantada, ¡estoy extasiada! Lo más importante es que he disfrutado y he sonreído durante todo el recorrido. No puedo creer que haya quedado en primer lugar. Creo que tardaré en asimilarlo”.
Durante todo el día se escuchaba a los atletas comentar que se sentían “como en las nubes” cuando cruzaban la línea de meta para lanzarse a los brazos de sus seres queridos o compartían historias de la carrera con otros corredores que también habían formado parte de uno de los eventos más duros de UTMB.

UTMB deja huella en Gales con el Ultra Trail de Snowdonia, bella y dura por igual

El pasado fin de semana, el paisaje de Reino Unido fue el escenario en el que transcurría el Ultra-Trail Snowdonia by UTMB®️, el primer evento de UTMB World Series en el país. La UTS 165 km y sus exigentes 10.200 metros de desnivel que daban el pistoletazo de salida al evento el viernes, unida a una dosis del clima del norte de Gales hacían honor al eslógan de esta prueba "Bello más allá de lo creíble, salvaje más allá de la razón”. Cuando un aguerrido grupo de 100 corredores se dirigía ya hacia Snowdonia, en la sección inicial de la prueba y dispuestos a completar las 11 subidas del recorrido, el clima empezó a deteriorarse, con fuertes vientos y escasa visibilidad, que hicieron que el comité de la carrera se viera obligado a detener la prueba y poner a todos los corredores a salvo en Llanberis. Los participantes retomaron la competición al día siguiente y muchos de ellos se inscribieron en las UTS 100 y 50. El británico John Keat optó por la UTS 50 y aseguraba que "el clima era realmente malo, la decisión de posponer la carrera fue la correcta. Mi familia, mis amigos y mi entrenador me dijeron que debía aprovechar al máximo, así que el sábado volví a salir en busca de más Stones. Llevo varios años intentando llegar a Chamonix para la UTMB, y siempre es bueno conseguir unas cuantas Stones más". El sábado por la mañana, los corredores de la UTS 100 se preparaban para un recorrido de lo más salvaje con crestas y páramos en un paisaje indomable que incluía una subida a Y Lliwedd. "Super duro y técnico" Josh Wade, de Gran Bretaña, fue el primero en cruzar la línea de meta logrando un asombroso tiempo de 13:16:23, aunque reconoció que fue un recorrido “súper duro y técnico”. La deportista británica Rebecca Di-Luzio fue la mujer más rápida en alcanzar la meta. La jornada regaló un emotivo momento con la reacción de Sarah Pemberton, de Hong Kong, sorprendida al enterarse de que había sido la tercera mujer en cruzar la línea de meta. Arvin Panes, filipino residente en Londres, participó para zanjar un asunto pendiente: "El año pasado estuve aquí en la carrera de 100 km como parte del Ultra-Trail Snowdonia, pero lamentablemente no la terminé. Estaba destrozado, así que haberla completado hoy es increíble". No decepcionó el Ultra Trail de Snowdonia, primera edición de la carrera galesa bajo las siglas UTMB y que se celebró este fin de semana pasado. La UTS 50 fue la prueba más popular, con más de 700 corredores en la línea de salida. El británico Jack Scott, fue el más rápido en cruzar la línea de meta con un tiempo de 05:35:15, en una jornada que formaba parte de su preparación para la carrera de Chamonix en agosto. "Conozco bien estas montañas, pero nunca olvidaré esta carrera, ha sido genial”, comentaba. Satisfacción colectiva "Me he puesto al límite para hacer lo que acabo de hacer, y estoy feliz. Es increíble ser el primer ganador de esta nueva prueba. Lo había imaginado durante toda la semana y el esfuerzo ha merecido la pena, estoy muy contento". Kirsteen Welch, de Gran Bretaña, fue la mujer más rápida en cruzar la línea de meta, con las también británicas Meryl Cooper y Lauren Woodwiss que formaron parte del podio y del Top 20 general. En la línea de meta, Welch estaba entusiasmada porque la carrera había superado todas las expectativas. "Estoy absolutamente encantada, ¡estoy extasiada! Lo más importante es que he disfrutado y he sonreído durante todo el recorrido. No puedo creer que haya quedado en primer lugar. Creo que tardaré en asimilarlo”. Durante todo el día se escuchaba a los atletas comentar que se sentían “como en las nubes” cuando cruzaban la línea de meta para lanzarse a los brazos de sus seres queridos o compartían historias de la carrera con otros corredores que también habían formado parte de uno de los eventos más duros de UTMB.

El pasado fin de semana, el paisaje de Reino Unido fue el escenario en el que transcurría el Ultra-Trail Snowdonia by UTMB®️, el primer evento de UTMB World Series en el país. La UTS 165 km y sus exigentes 10.200 metros de desnivel que daban el pistoletazo de salida al evento el viernes, unida a una dosis del clima del norte de Gales hacían honor al eslógan de esta prueba «Bello más allá de lo creíble, salvaje más allá de la razón”.

Cuando un aguerrido grupo de 100 corredores se dirigía ya hacia Snowdonia, en la sección inicial de la prueba y dispuestos a completar las 11 subidas del recorrido, el clima empezó a deteriorarse, con fuertes vientos y escasa visibilidad, que hicieron que el comité de la carrera se viera obligado a detener la prueba y poner a todos los corredores a salvo en Llanberis.

Los participantes retomaron la competición al día siguiente y muchos de ellos se inscribieron en las UTS 100 y 50. El británico John Keat optó por la UTS 50 y aseguraba que «el clima era realmente malo, la decisión de posponer la carrera fue la correcta. Mi familia, mis amigos y mi entrenador me dijeron que debía aprovechar al máximo, así que el sábado volví a salir en busca de más Stones. Llevo varios años intentando llegar a Chamonix para la UTMB, y siempre es bueno conseguir unas cuantas Stones más».

El sábado por la mañana, los corredores de la UTS 100 se preparaban para un recorrido de lo más salvaje con crestas y páramos en un paisaje indomable que incluía una subida a Y Lliwedd.

«Super duro y técnico»

Josh Wade, de Gran Bretaña, fue el primero en cruzar la línea de meta logrando un asombroso tiempo de 13:16:23, aunque reconoció que fue un recorrido “súper duro y técnico”. La deportista británica Rebecca Di-Luzio fue la mujer más rápida en alcanzar la meta. La jornada regaló un emotivo momento con la reacción de Sarah Pemberton, de Hong Kong, sorprendida al enterarse de que había sido la tercera mujer en cruzar la línea de meta.

Arvin Panes, filipino residente en Londres, participó para zanjar un asunto pendiente: «El año pasado estuve aquí en la carrera de 100 km como parte del Ultra-Trail Snowdonia, pero lamentablemente no la terminé. Estaba destrozado, así que haberla completado hoy es increíble».

No decepcionó el Ultra Trail de Snowdonia, primera edición de la carrera galesa bajo las siglas UTMB y que se celebró este fin de semana pasado. La UTS 50 fue la prueba más popular, con más de 700 corredores en la línea de salida. El británico Jack Scott, fue el más rápido en cruzar la línea de meta con un tiempo de 05:35:15, en una jornada que formaba parte de su preparación para la carrera de Chamonix en agosto. «Conozco bien estas montañas, pero nunca olvidaré esta carrera, ha sido genial”, comentaba.

Satisfacción colectiva

«Me he puesto al límite para hacer lo que acabo de hacer, y estoy feliz. Es increíble ser el primer ganador de esta nueva prueba. Lo había imaginado durante toda la semana y el esfuerzo ha merecido la pena, estoy muy contento«.

Kirsteen Welch, de Gran Bretaña, fue la mujer más rápida en cruzar la línea de meta, con las también británicas Meryl Cooper y Lauren Woodwiss que formaron parte del podio y del Top 20 general.

En la línea de meta, Welch estaba entusiasmada porque la carrera había superado todas las expectativas. «Estoy absolutamente encantada, ¡estoy extasiada! Lo más importante es que he disfrutado y he sonreído durante todo el recorrido. No puedo creer que haya quedado en primer lugar. Creo que tardaré en asimilarlo”.

Durante todo el día se escuchaba a los atletas comentar que se sentían “como en las nubes” cuando cruzaban la línea de meta para lanzarse a los brazos de sus seres queridos o compartían historias de la carrera con otros corredores que también habían formado parte de uno de los eventos más duros de UTMB.