Victoria de Novak Djokovic: el juez ordena su liberación inmediata y podrá jugar el Open de Australia

Victoria de Novak Djokovic: el juez ordena su liberación inmediata y podrá jugar el Open de Australia

Un tribunal australiano ordenó este lunes la liberación del número 1 del tenis mundial, el serbio Novak Djokovic, quien se encontraba detenido desde el jueves pasado en un centro de detención de la ciudad de Melbourne tras la revocación de su visado por no estar vacunado contra la covid-19.

El juez Anthony Kelly del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne ordenó al Gobierno australiano a implementar la orden de liberación en los siguientes 30 minutos, entregarle su pasaporte y sus efectos personales y pagar los costes legales de Djokovic, quien podría jugar en el Open de Australia.

La vista virtual de un día en el Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, que estaba previsto que se celebrara a partir de las 10 horas (23.00 GMT del domingo), comenzó con más de 30 minutos de retraso por problemas técnicos.

En un signo de la complejidad del caso, el juez Anthony Kelly amplió en cuatro horas la orden judicial que impedía la deportación del tenista serbio hasta a las 16 horas (05:00 GMT) de este lunes.

El primer turno de la mañana correspondió a los abogados del tenista serbio, que durante dos horas presentaron sus argumentos en contra de la decisión de Australia de revocar el visado Djokovic a su llegada al país el pasado miércoles.

Los abogados Djokovic alegaron que el jugador siguió todos los pasos migratorios que creyó necesarios para entrar en Australia con una exención médica por no estar vacunado.

La defensa del tenista, quien llegó el pasado miércoles por la noche a Australia y fue retenido al día siguiente en un hotel en Melbourne, aseguró que recibió a través de un correo electrónico una evaluación del departamento de Interior de Australia en el que se decía que cumplía con los requisitos para ingresar al país.

También que Djokovic dio positivo de covid-19 el 16 de diciembre pasado y que dos semanas después estaba recuperado por lo que el 1 de enero se le había proporcionado el permiso para entrar en Australia sin estar vacunado.

«¿Qué más pudo haber hecho este hombre?», se preguntó por su lado, el juez Kelly, sobre los pasos que siguió para justificar que no podía vacunarse contra la covid-19, incluida la presentación de exenciones médicas firmadas por los expertos.