Villarreal y Atlético saldan con un inútil empate un partido loco

Villarreal y Atlético saldan con un inútil empate un partido loco

Reparto de puntos entre Villarreal y Atlético de Madrid en La Cerámica en un duelo de ida y vuelta en el que los dos equipos supieron responder a las adversidades. Los de Emery dominaron más pero el equipo rojiblanco aprovechó mejor sus llegadas para sumar un punto que no termina de convencer a ninguno.

El Submarino comenzó amenazando más el área de los visitantes con un Gerard Moreno muy activo y líder en el ataque de su equipo, pero el primer golpe lo dio el Atlético con una genialidad de Correa.

El argentino celebró su renovación adelantando a los rojiblancos con un gol que ya es candidato a ser el mejor del año. Cortó un pase en el círculo central y no se lo pensó dos veces. Controló y disparó por encima de Rulli para que el balón se colase en la portería groguet y poner el 0-1 en el marcador.

Pese al mazazo anímico que pudo suponer para los de Emery verse por detrás de esa manera pese a su dominio, estos no se vinieron abajo y siguieron apretando. No obstante, Correa pudo hacer el segundo pero se topó con un enorme Rulli que desechó el mano a mano.

Una vez pasado el ecuador de la primera mitad, se desató la locura en La Cerámica. Primero, con un penalti por mano de Lemar que señaló Alberola Rojas. Oblak detuvo el disparo de Gerard pero Parejo empató en el rechace con la cadera… hasta que entró el VAR, anulando el tanto por mano previa.

Solo cinco minutos después, el Villarreal volvió a golpear y esta vez sí valió. Oblak pasó de héroe a villano dejando en el área un balón muerto tras una falta lateral que Pau aprovechó para mandar al fondo de las mallas cual ‘9’ y empatar el encuentro.

Siguió mandando el equipo groguet y dominando la posesión pero el Atlético aguantó las acometidas, sin especial peligro, de los locales para aguantar el empate al descanso.

Tras la reanudación, la tónica del encuentro fue la misma: dominio del Villarreal y el Atlético sin ideas. Sin embargo, esta vez, fue el Submarino el que se hizo notar primero. Acercándose el partido a la hora de encuentro, la asociación de los Moreno, Gerard y Alberto, carburó con roles opuestos. Asistió el delantero y definió el defensa para remontar.

El Cholo decidió entonces revolucionar el partido y meter a Koke, Joao Félix y Vrsaljko de golpe y solo tardaron 6 minutos en surtir efecto sus cambios. El Atlético comenzó a ganar más dominio en el partido y a hacerlo más cerca del área de Rulli, hasta que llegó el 2-2. El argentino detuvo un primer disparo a bocajarro pero no pudo reaccionar a tiempo en el disparo del Kondogbia que se coló para volver a empatar.

Una vez más, el Villarreal respondió de manera positiva y recuperó el control mientras que Emery, con las entradas de Yeremy Pino y de Pedraza, buscaba el mismo golpe efecto que su homónimo.

Sin embargo, este no tuvo el mismo efecto y fueron de nuevo los rojiblancos los que estuvieron más cerca del gol. En esta instancia, fue Estupiñán el que salvó con un corte providencial el disparo de Lemar que iba con mucho peligro.

Pau Torres protagonizó las últimas acciones de peligro del partido con mucha presencia en balones parados y el Atlético se quedó con diez por la expulsión de Kondogbia. Sin embargo, el encuentro terminó en tablas y los dos equipos tendrán que seguir remando para dejar de mirar hacia arriba esta temporada.